PÓNGASE A LA ALTURA SEÑOR PRESIDENTE DUQUE.
Sr. Presidente, basta ya de aplicar pequeñas medidas económicas, medidas paliativas, como los aplazamientos del pago de los servicios públicos, de los préstamos de vivienda, de los parafiscales, etc,  esos son verdaderos paños de agua tibia.
Llegó la hora de adoptar verdaderas medidas de fondo, de emergencia para enfrentar esta gravísima crisis mundial, medidas estructurales como las que están tomado todos los países serios del mundo, echar mano de parte de sus reservas internacionales.

Sr. Presidente Duque, considero que usted debe solicitar cuanto antes, autorización del Congreso de la República para tomar unos US$10.000 millones de dólares, de los US$53.000 millones que tenemos en reservas internacionales.
Ese dinero es de todos los colombianos  y colombianas, no es del Ministerio de Hacienda ni del Banco de la Republica, ni del Gobierno, es de todos nosotros, dinero que hemos ahorrado con mucho sacrificio durante largos años, según nos han dicho ustedes, para atender situaciones de emergencia especial como ésta que estamos sufriendo.

Sr. Presidente, esos US$10.000 millones de dólares, equivalen a unos $40 billones de pesos colombianos, dineros con el cual se pueden atender todas las necesidades urgentes (salud, alimentos y vivienda, servicios públicos ) de las personas de estratos 1, 2 y 3 y permitirá que las pequeñas empresa mantengan los puestos de trabajo y de oportunidad de trabajar a otros.
Sr. Presidente, recuerda cuánto le regalamos los colombianos a las grandes empresas en las pasadas reformas tributarias, con la falsa teoría de generar más puestos de trabajo o cuanto le regalamos a los bancos con el gravamen del 4/1000, que era temporal y ha quedado indefinidamente, son miles y miles de billones de pesos que han salido de nuestros bolsillos a los bolsillo de los ricos de este país. Sin agregarle el desangre del erario por parte del flagelo de la corrupción.

Sr Presidente, llegó la hora de atender dignamente de verdad a su gente, no la desaproveche por favor.
El momento histórico es crucial y las soluciones deben ser integrales.
Amigo y amiga, si  estás de acuerdo, compártela.